Apostadores compulsivos

Tom y Dick, apostadores compulsivos, están dispuestos a apostar sobre todo aquello que ofrezca dudas, aunque las dudas que se plantean mutuamente rara vez concuerdan con las reglas de probabilidad.Un día, Tom fue a visitar a Dick y le propuso una pequeña apuesta, que por supuesto, su amigo aceptó enseguida. Tom puso sobre la mesa tres cartas boca abajo.Una de ellas “le dijo a Dick” es un comodín, y las otras dos son ases. Coge una carta sin mirarla. Una de las dos cartas que quedan en la mesa debe ser un as, y le doy la vuelta. Ahora, el comodín está en la mesa o bien es la carta que tú has cogido. Si el comodín está en tu poder, te pagaré 11 euros; si está en la mesa, tú me pagarás 10.

¿Debería aceptar Dick la apuesta?

Comentarios (5)

  • Pepón

    |

    Que pasa Enigmito, tu tampoco te vas de puente?? Bueno, vamos allá con las cartas….
    Yo creo, que no debería aceptar la apuesta, ya a que Dick tiene 1/3 de probabilidades de que el comodín se encuentre en su poder, mientras que Tom tiene 2/3 de probabilidad de que el comodín esté en la mesa, no obstante, como Dick es un jugador compulsivo… apostará… y lo más probable es que pierda.

    Responder

  • Sive

    |

    Aclaro que el que yo propuse no es el principal de ese enlace. El mío está en los comentarios.

    Responder

  • paco!

    |

    NO… ¿why? because al principio de la apuesta… el bato solo tenia un 33% de probabilidades de coger el comodin y ahora que ha visto que en la mesa hay un as… su probabilidad de tener el comodin en su mano es ahora de un 50% pero si él dijera: “acepto la apuesta, siempre en cuando, me dejes cambiar la carta de mi mano por la que esta en la mesa” entonces sí debería aceptar, ya que ahora tiene un 66% de probabilidad de tener el comodin…

    =)

    Responder

  • xYAGx

    |

    yo también me sé este 🙂

    Responder

Deja un comentario