Atrapa al ladrón

Todavía estoy intentando recuperarme de los sustos del viernes en el restaurante de miedo Extremaunción. Mientras pongo mi cabeza en orden para contároslo todo os dejo hoy con un enigma nuevo.“Los conocidos habitantes de Falsio y Sincerio -tan maniaticamente mentirosos los primeros como veraces los segundos- tenían, entre otras muchas cosas comunes, una despensa de vívieres en la que almacenaban reservas para el invierno. Diariamente la guardaban cuatro vigilantes, que podían ser de una sola de las regiones o de ambas. Un par de supervisores hacía, también a diario, recuento de los víveres: en una de esas inspecciones se encontraron con que la miel había desaparecido. Llevados los cuatro guardianes a prestar declaracion a la comisaría, cada uno manifestó lo siguiente:

Atrapa al ladrón

– SAMUEL: Fue Benito.– BENITO: Fue Domingo.– TOMÁS: Yo no fuí.– DOMINGO: Benito miente diciendo que fui yo.Si se sabe que tres de los guardianes eran de Falsio y uno sólo de Sincerio: ¿quién robó la miel?, ¿quiénes eran de Falsio?

Comentarios (2)

  • chek

    |

    Es facil sabiendo que solo uno dice la verdad:
    rapidamente vemos una paradoja en domingo y benito, es decir uno de los dos miente y el otro no, eso está claro. Para saber cuál nos fijamos en Tomás. Al haber solo uno que dice la verdad, Tomás tiene que mentir, así que ha sido él, por lo tanto el que dice la verdad es Domingo.
    Tomás es el culpable

    Responder

Deja un comentario