Cada maestrillo tiene su librillo

Cada maestrillo tiene su librillo La biblioteca pública de Velliza, pequeño pueblo pero con un gran número de aficionados a la lectura, está muy bien equipada y organizada. Muchos de los habitantes de Velliza concurrían en su sala de lectura o pedían libros prestados, respetando correctamente el plazo de devolución. Un día, el concejal de cultura asignó a la biblioteca un edificio mejor, más grande. Para hacer más cómoda la mudanza, a la bibliotecaria Charito se le ocurrió una brillante idea que alivió muchísimo el trabajo ¿Cuál fue?

Comentarios (7)

  • Fran

    |

    ¿Validar los préstamos en la antigua biblioteca y que la gente tuviera que devolver dichos libros en la nueva?

    Responder

  • miguelo

    |

    Esta es facil. cada vez que alguien cogia un libro prestado, lo devolvia en la nueva biblioteca. asi la mudanza se hacia mas facil.

    Responder

  • Rex

    |

    El sistema de archivo de la nueva biblioteca debería ser más moderno y mejor que el que se utilizaba en la antigua biblioteca. Creo que sería un error validar los préstamos de la antigua ya que el caos podría ser importante al entregar los libros en la nueva biblioteca. Yo creo que Charito utilizó otro sistema.

    Responder

  • Aneth

    |

    Me gusta la idea que proponen de validarlos en la nueva.

    Debería implementar un sistema:
    Dividir todos los libros en stock x la cantidad de habitantes y convocarlos a que los retiren en la vieja sede, mudarse sin ningún libro, y recibirlos luego en la sede nueva.

    Responder

  • VERONIKA

    |

    QUE CADA VECINO COLABORASE CON LA MUDANZA Y SE LLEVASE UN LIBRO CADA UNO A CASA, CUANDO SE INSTALASE LA NUEVA BIBLIOTECA POR ORDEN Y DIA LOS FUESEN ENTREGANDO

    Responder

  • mini

    |

    yo creo que quemo todos los libros

    Responder

  • enigmito

    |

    Es fácil y lógico.
    El bibliotecario de Velliza permitió a los lectores coger 4 libros en lugar de 2 y ampliar el periodo de devolución. De este modo consiguieron tener en depósito muchos menos libros.
    Gracias a todos.
    ¡Y leed mucho!

    Responder

Deja un comentario