Cenas de empresa

Las cenas de empresa son un buen momento para conocer mejor a tus compañeros de trabajo. Una convención, un premio de incentivos, unas jornadas con los compañeros de otras ciudades, un porque sí, una cena de navidad, el famoso team building, una celebración de buenos resultados,… todas son buenas excusas para realizar cenas de empresa en las que evadirte un poco de lo que es el trabajo diario.Cenas de empresaEn las cenas de empresa además es un buen momento para establecer relaciones con compañeros interesantes que de otro modo que no sea fuera del trabajo es más difícil coincidir. A veces pasa que la presencia de los jefes resulta un punto para cohibirse pero hay sitios en los que los que se encuentran en lo más alto de la pirámide se fusionan con las posiciones más bajas y no existen rangos. Un restaurante con animación es un sitio ideal para ilustrar de lo que estamos hablando. Allí todos seréis iguales y las posibilidades de ver como tu jefe sube al escenario y lo da todo son bastante altas. Ellos también son humanos y tienen derecho a divertirse y probablemente esa humanización les haga ganar mayor simpatía entre sus empleados. Y a vosotros como empleados os proporcionará un momento único.Además si la cena de empresa se celebra en un restaurante interactivo en el que formar diferentes grupos y competir entre vosotros,  los responsables de recursos humanos estarán encantados ya que fomenta tanto el trabajo en equipo como la competitividad entre ellos.Si tienes que celebrar una cena de empresa no lo pienses más. Un restaurante con espectáculo es lo que se lleva.

Deja un comentario