Margot y el puente

Es Enero de 1944, el ejercito alemán controla estrictamente el paso de personas al país en todas sus fronteras. Sólo aquellos alemanes que posean un salvoconducto estarán autorizados a salir pero bajo ningún concepto ciudadanos extranjeros serán admitidos en Alemania. En la frontera sur, Margot, una adorable viejecita suiza, necesita ingresar en Alemania para ver a su nieto que acaba de nacer en Munich.

margot y el puente

El único paso cercano requiere el cruce de un puente peatonal muy angosto y que está custodiado las 24 horas por severos soldados que salen cada 3 minutos a verificar. Margot, haciendo su mejor esfuerzo tardaría 4 minutos en cruzar por lo que le es imposible pasar desapercibida. Sin embargo se las ingenia para cruzar el puente e ingresar en Alemania a pesar de haber sido interceptada por el guardia sin necesidad de un acto violento o ningún tipo de ayuda externa.¿Cómo lo hizo Margot para cruzar?

Comentarios (1)

  • Alestrellato

    |

    ¿Se dio la vuelta y no le dejaron “salir”?

    Responder

Deja un comentario